Saltar al contenido

Convenio colectivo: todo lo que hay que saber

26 julio, 2017

Resulta fundamental que estés familiarizado con la regulación laboral de tu puesto de trabajo. Los convenios colectivos agrupan los derechos y las obligaciones de los trabajadores de un sector o de una empresa determinados.

Esta entrada está dirigida a explicar en qué consiste un convenio colectivo, qué contiene y cuáles son sus características y su aplicación. Además, te proporcionamos la información que necesitas para que puedas localizar el convenio colectivo.

Nociones previas

Antes de introducirnos de lleno en los convenios colectivos, debemos tener en cuenta que la norma principal que regula los derechos de los trabajadores en España es el Estatuto de los Trabajadores.

Este estatuto podría ser considerado como el conjunto de las normas básicas que rigen las relaciones individuales de trabajo por cuenta ajena (es decir, no es aplicable a los autónomos). En él se exponen y se desarrollan los derechos laborales fundamentales, de obligado cumplimiento en todo puesto de trabajo.

Los convenios colectivos, junto con las disposiciones legales y reglamentarias del Estado, son los encargados de establecer las relaciones laborales que mantienen empresarios y trabajadores. Esto quiere decir que el Estatuto de los Trabajadores sólo actúa como legislación laboral si en una actividad concreta no existe un convenio colectivo, así como si algún aspecto no se encuentra recogido en éste.

¿Qué es un convenio colectivo?

Un convenio colectivo es un acuerdo que firman los representantes de los empresarios y de los trabajadores para establecer las condiciones laborales y de productividad. El convenio colectivo también fija las obligaciones a las que se comprometen ambas partes. Podríamos decir que este pacto es el resultado de una negociación colectiva entre empresa y trabajadores.

La firma de un convenio colectivo obliga a la totalidad de los empresarios y trabajadores dentro de su ámbito específico de aplicación, en el tiempo de vigencia establecido en el mismo. Normalmente, los convenios colectivos se prorrogan año a año, si no existe ningún tipo de denuncia expresa por alguna de las partes.

En el ámbito de las grandes empresas, los convenios colectivos pueden ser negociados con los comités de empresa o los delegados sindicales representativos de la mayoría de los trabajadores de la plantilla.

Sin embargo, los autónomos y las pymes que no cuentan con delegados sindicales tienen que aplicar los convenios colectivos suscritos por asociaciones empresariales y sindicatos con representatividad reconocida a nivel nacional, autonómico o provincial. Estos convenios deben contar con al menos un 10% de empresas afiliadas en las que sea de aplicación.

Los convenios colectivos deben publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE) para que tengan validez. Por defecto, también pueden ser publicados en el Boletín Oficial de la Comunidad Autónoma o de la provincia en que tenga efectos el convenio, en función de su ámbito territorial.

Tipos de convenio colectivo

Los convenios colectivos se clasifican según su área geográfica de aplicación. De este modo, existen convenios colectivos de ámbito nacional, convenios de ámbito autonómico, convenios de ámbito provincial y convenios colectivos de ámbito local.

Por otra parte, también se pueden clasificar los convenios colectivos según el número de personas que se ven afectadas por ellos. Así, existen convenios colectivos de empresa o de ámbito inferior a la empresa, que afectan a todos los empleados de una empresa determinada o a los de un sector de la misma; y convenios colectivos de ámbito superior a la empresa, cuyo ámbito de aplicación afecta a varias empresas de un mismo sector.

Las disposiciones de este último tipo de convenios colectivos pueden ser aplicadas a una pluralidad de trabajadores y empresas o únicamente a un sector que pertenece al mismo ámbito funcional o a uno similar.

Si tengo una empresa ¿debo aplicar un convenio colectivo?

Cuando contratas a un trabajador, es imprescindible aplicar siempre el convenio colectivo del sector correspondiente a tu empresa según su localización geográfica. Si no existe un convenio local, deberás acudir al provincial; si este tampoco existe, al autonómico; por último, si ninguno de estos existe, tendrás que recurrir al convenio colectivo de ámbito estatal. En el convenio colectivo estarán recogidos los derechos y las obligaciones que deben cumplir trabajador y empresario.

Por poner un ejemplo, si tienes un pequeño comercio de alimentos, tendrás que aplicar el convenio colectivo que haya sido redactado para el sector de la alimentación, y tendrás que elegir el de nivel más cercano a tu comercio o, por defecto, el de nivel nacional.

Si no existe un convenio colectivo de ningún tipo para tu sector profesional, podrás aplicar con carácter excepcional un convenio de un sector de características análogas al tuyo, tanto económicas como sociales. Así, si tu empresa se dedica al diseño web y no consigues encontrar un convenio colectivo de dicho sector, se extenderá subsidiariamente el de oficinas y despachos.

Recuerda que en el contrato de trabajo debe aplicarse siempre el convenio colectivo que se aplica.

¿Qué regula exactamente un convenio colectivo?

Los convenios colectivos desarrollan principalmente las siguientes materias:

  • Condiciones económicas, tales como salarios o remuneraciones indirectas, entre otras.
  • Condiciones laborales, tales como la jornada de trabajo y descanso, tanto diaria como semanal y anual, la duración de los contratos, las categorías profesionales, el rendimiento exigible, etc.
  • Condiciones sindicales, tales como los delegados de personal, los comités de empresa o el canon de negociación.
  • Condiciones de empleo.
  • Criterios para la fijación del personal, los materiales y los medios de los servicios propios de prevención.
  • Relaciones laborales entre trabajadores y sus respectivas organizaciones representativas con los empresarios y las asociaciones empresariales.
  • Condiciones asistenciales, tales como las mejoras voluntarias de la Seguridad Social.
  • Medidas de promoción interprofesional.
  • Condiciones de productividad y de trabajo.
  • Obligaciones destinadas a la regulación de la paz laboral.
  • Medidas orientadas a promover la igualdad de oportunidades y de trato entre hombres y mujeres en el ámbito laboral; o planes de igualdad, si los hubiera.

Espero que este artículo te haya ayudado a aclararte sobre los convenios colectivos. Si sigues teniendo alguna duda, puedes consultar a algún sindicato, pues suelen tener toda la información actualizada de los convenios colectivos por sector y por provincia.